HomeHistoriaCamadasGaleriaVentas/ For salevonderloie@yahoo.com.ar

EXPOSICIONES
 
COMUNIDAD
Delegaciones del interior
Agrupaciones
  Servicios

Links
REGLAMENTOS
Selección de reproductores
Crianza y registro
Exposiciones
Normas para el juzgado

Torsión de estomago

Que Hay que hacer, Cuál es el pronóstico, Cuando hay que preocuparse.

Actuar rápidamente determinará la supervivencia del animal.
Existen varias urgencias que son extremadamente graves, pero tal vez la dilatación-torsión de estómago sea conocida como la "reina de las urgencias".
Algunas veces el proceso de preparación del alimento crea una producción excesiva de gas.
Esta situación produce una dilatación exagerada del estómago que desencadena un dolor abdominal agudo y predispone a la posterior torsión del estómago.
La torsión produce la estrangulación de vasos sanguíneos importantes que conducen al shock y muchas veces a la muerte del perro.
Los perros que tienen el tórax profundo o ancho tienen una mayor predisposición.
Es tres veces más frecuente en razas puras que en perros mestizos.
Destaca la frecuencia de presentación en el dogo, galgo, setter, pastor alemán, mastín y bóxer.
Hay que preocuparse cuando encuentren el abdomen del perro muy hinchado (sobresale exageradamente detrás de las costillas) o cuando el perro intenta vomitar sin que llegue a conseguirlo.
Cuando esto suceda, deben salir corriendo hacia el veterinario más cercano que pueda tratar esta urgencia de una forma inmediata.
El tiempo entre que empieza la dilatación del estómago y la actuación veterinaria es muy importante para la supervivencia de su perro.
Actualmente se recomienda siempre la realización de la cirugía de forma rápida e, incluso, en el caso de que sólo haya dilatación del estómago.
Si se opera de forma rápida las posibilidades de éxito son muy altas.

¿Qué predispone a esta situación?

Los perros que tienen el tórax profundo o ancho, ya que crean una cavidad más amplia donde el estómago lleno se balancea. Tres veces más frecuente en razas puras que en perros mestizos.
Destaca la frecuencia de presentación en el dogo, galgo, setter, pastor alemán, mastín y bóxer.
Estadísticamente es más frecuente en machos que en hembras.
La franja de edad donde es más frecuente su aparición es entre los 7 y 12 años de edad.
Aún no está claro si existen dietas que predispongan la dilatación del estómago.
La obesidad no es un factor de riesgo.
La realización de ejercicio, incluso moderado, después de la ingestión de grandes cantidades de agua o comida.
En perros de raza grande la repartición de la comida en más de una toma disminuye el riesgo.

¿Cuándo hay que preocuparse?

Cuando encuentren el abdomen del perro muy hinchado (sobresale exageradamente detrás de las costillas).
La constitución física de algunas razas (mastines) y el hecho que muchos de estos perros viven en el exterior de la casa, hacen que a veces sea muy difícil su apreciación.
Cuando el perro intenta vomitar sin que llegue a conseguirlo.

¿Qué hay que hacer ?

Deben salir corriendo hacia el veterinario más cercano que pueda tratar esta urgencia de una forma inmediata.
El tiempo entre que empieza la dilatación del estómago y la actuación veterinaria es muy importante para la supervivencia de su perro.
No se puede hacer nada para que llegue mejor al veterinario, simplemente llegar cuanto antes.

¿Qué se realiza en la urgencia?

La urgencia se divide en tres actuaciones casi simultaneas: recuperar o evitar la presencia del shock en el perro.
En esta fase la infusión masiva de fluidos en la circulación sanguínea es fundamental.
También hay que controlar la presencia de arritmias cardíacas, las cuáles pueden aparecer antes, durante o después de la cirugía.
Descomprimir el estómago, de esta manera se disminuye el dolor y se intenta mejorar la circulación de la sangre.
Esta descompresión la podemos realizar mediante la utilización de sondas gástricas o con una punción con una aguja del estómago.
Por último, hay que entrar al quirófano para resituar y posteriormente fijar el estómago a la pared torácica para, de este modo, evitar que vuelva a producirse el mismo problema.
Actualmente se recomienda siempre la realización de la cirugía de forma rápida e, incluso, en el caso de que sólo haya dilatación del estómago.
Algunas veces, debido a la falta de riego sanguíneo, el cirujano debe extraer el bazo o seccionar alguna parte del estómago según sea su aspecto.

¿Cúal es el Pronóstico?

Si se opera de forma rápida las posibilidades de éxito son muy altas, sin embargo, aproximadamente entre un 10% y un 18% de los perros pueden morir durante la cirugía o 7-10 días después de ésta.
Algunas veces hay que practicar la eutanasia al perro porque su estado clínico está muy deteriorado o porque los gastos del tratamiento de una dilatación-torsión de estómago son muy elevados (entre 100.000 y 200.000 pesetas).
Si sólo hay dilatación y, se opta por no realizar la cirugía, más de un 25% de los perros muere y, aproximadamente un 75% de ellos vuelven a padecer otra dilatación-torsión del estómago.
La recidiva en los perros en los que se ha realizado la fijación del estómago (gastropexia) es menor del 5%.

¡Recuerde!

Limitar los factores de riesgo que puedan desencadenar una dilatación-torsión de estómago en su perro.
Informarse de la localización del centro veterinario más cercano donde puedan atenderle esta urgencia a cualquier hora del día.

 


INFORMACION



torsión de estómago









 

 

[HISTORIA] [GALERIA DE FOTOS] [VENTAS] [REPRODUCTORES] [TORNEOS] [CAMADAS] [CONTACTO]

 

Von der Loié 2005
Diseño: Pedro Campaña